domingo, 12 de abril de 2015

EN EL SILENCIO.

Lo peor de acostumbrarnos a vivir es que no percibimos la belleza cotidiana de los pequeños paisajes que nos rodean. El mejor paisaje, ¡qué gran alegría  descubrirlo!, es el rostro humano.

Cuando el peligro de acostumbrarse afecta a la seguridad de las personas, hemos ideado unos sistemas de seguridad. Son protocolos donde, con frecuencia, son varios los  que atienden diversos pasos que buscan que sean conscientes de dónde están, y qué están haciendo.

En una central nuclear, por ejemplo, son varios los ingenieros que deben abrir , con llaves diferentes distintas puertas, con una uniformidad de seguridad, unos protocolos...todo para que no llegue la costumbrarse en sus labores antes de alcanzar el núcleo.

En tu silencio, en esos minutos de meditación, también vas a visitar el núcleo de tu corazón , y es importante que guardes tu particular protocolo para que no te acostumbres:

- Busca una buena postura. Recógete.

- Respira de un modo consciente.

- Déjate querer. No estás solo. Confía.

No te  acostumbres a buscarte  dentro de ti.




No hay comentarios:

Publicar un comentario