jueves, 23 de julio de 2015

PRÍNGATE.

Hoy príngate por alguien, me escriben.

Hoy , si lo sé ver, tendré cerca a alguien pasando un mal momento. Y no quiero ser espectador de esa vida que duele, que es triste. No sé , tal vez alguien que necesite que le suba la compra a casa, o que le pregunte por su salud y necesite unas horas de compañía.

Ya se verá: estaré alerta, con la oreja de guardia dispuesto a escucharte.

Tal vez sea yo el que necesite ser escuchado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada