miércoles, 19 de agosto de 2015

LA PERLA.

Pienso  que la vida es buena, algo parecido a la confianza de los estoicos o de aquellos que piensan que en el fondo la vida tiene un sentido, que las cosas no son absurdas y que a pesar de las circunstancias, todo pasa para nuestro bien.

Por   esa razón hay quien piensa que soy imbécil, y que me las dan con queso.

Y sí, me las dan con queso. No  me importa.

Estoy aprendiendo  a prestar mucha atención a todo el mundo en esta vida y  sobre todo  a aquellos que no creen en nada, a los desesperados. Esos que a veces tienen toda la razón, a aquellas personas a las que han arrancado el corazón. 

Pienso que hasta el mismo fracaso en la vida libera un brillo , como el brillo nacarado de una  perla, que se forma gracias a introducirse  un cuerpo extraño  en un molusco. Gracias a ese error se forma una maravilla de una iridiscencia  fascinante.   

Hay una gema blanca que se dirige a ti, si la percibes una vez es suficiente. 

No la olvidas  nunca.


No hay comentarios:

Publicar un comentario