viernes, 28 de agosto de 2015

NO ARRUINES LO QUE FUE TAN HERMOSO.

Sentí  el  deseo sincero de volver a ver a una amiga.  Quedamos en la plaza donde  la dije que la amaba.

Viajé  durante horas , aparqué, y la vi sentada en la terraza  donde habíamos quedado. Sentí   una pena  muy grande, y  me  preguntaba  qué  sentido tenía  mi  cita.  Entonces  fui  yo  el que no  se gustó.  Y  fui  yo  el  que  sentí  una pena  muy grande  por  mi.

La llamé  por teléfono,  balbuceé  una mala excusa, y  no fui.


1 comentario:

  1. Esa tentación de saber de alguien del pasado.....De revivir lo que terminó hace tanto..... Un gran error cuando no sabes muy bien porqué lo haces...... o quizás si.

    ResponderEliminar