miércoles, 4 de mayo de 2016

ANÓNIMAS NECESIDADES.

He comprendido una amarga verdad: que  nuestras relaciones con nuestros  vecinos  no comportan casi nada personal.

La mayoría de las veces cuando alguien nos ama lo que busca en nosotros es la satisfacción de su propia necesidad de cariño o de expansión. Y cuando alguien nos  detesta, lo que odia en nosotros es su propia irritación, su amargura interior que nuestra presencia reaviva.

Nada personal.

Cualquier otro en nuestro lugar y en las mismas condiciones sería objeto de idéntica simpatía o rechazo. Es tontería pensar que se nos ama o se nos  odia por nosotros mismos, atribuyendo  a una elección personal sentimientos de benevolencia o de antipatía que proceden de causas esencialmente anónimas. 

Una mujer se fija en ti , y presumes orgulloso de ser "el elegido de su corazón". Pero no es cierto, no es a ti a quien ama. Todo es puro azar. Y cuando te deje puede que te sientas deliberadamente traicionado; pero no es a ti a quien rechaza entonces, sino a la ceniza inútil de su desamor.

Desengáñate, nuestras acciones parecen proceder de una elección libre, pero la mayoría de las veces provienen de necesidades terriblemente anónimas.

Las tuyas y las mías también. 


-------------
EL PRÍNCIPE

martes, 3 de mayo de 2016

LA BESTIA

"La  bestia"  el tren  de carga al que  se suben  emigrantes ilegales  para llegar de México a Estados Unidos. "El tren de la muerte", "El devoramigrantes", son muchos los nombres que le han puesto a ese tren que cruza México de sur a norte y en el que los pobres  del mundo  son robados, violados, secuestrados o asesinados. 

No son pocos los que creen que maquinistas y encargados de los cambios de vías están compinchados con las Maras y los narcos que los asaltan. Que ellos son los que bajan la velocidad del tren en determinados tramos o avisan de los horarios de salida de los convoyes.

La vida,  otra  vez. No son los ríos que van a parar al mar, es "La bestia".

La  desesperación. Hombres y mujeres que no tienen ni para pagarse un billete de autobús con el que atravesar México. Son vulnerables, débiles, de una candidez  caperucítica, y tienen miedo. Para los narcos y las mafias son un objetivo fácil. Ilegales en un tren de carga, es decir, mercancía a la que robar o secuestrar para extorsionar a las familias. ¿Quién los va a reclamar si los matan y los tiran del tren en marcha? 

La mayoría  de  ellos  son indocumentados , para evitar  ser deportados si  los detienen. 

Bastantes de ellos serán   un cadáver más en una fosa común  de  las  cunetas cercanas a los raíles. 

Todos  se repiten la misma frase  en su interior: "No te duermas, sobre todo no te duermas"

Nuestras vidas son  los trenes  que van a la Estación  Central . Correr un poco en paralelo hasta ponerte a la misma velocidad que el tren y entonces saltar a la escalerilla del vagón procurando que la inercia que provocan las ruedas de acero no te succione. Centenares de mujeres y hombres  han fallecido o han sido amputados de esa manera. Es el tributo que se cobra la Bestia. Conviene que muera uno para que se salve el pueblo.

Cada año 140.000 ilegales cruzan los casi 600 kilómetros de frontera con Guatemala para entrar en el país azteca y se estima que unos 50.000 suben a  la Bestia. Llevan una mochila con algo de ropa y comida, una mochila pequeña. Llevan en el rostro la incertidumbre de un viaje largo, peligroso e incierto. Van cabizbajos, como queriendo pasar desapercibidos. O quizás están perdidos en sus propias dudas. Muchos de ellos no llegarán a su destino. Se los tragará la Bestia, o acabarán trabajando a las órdenes de los narcos, o serán explotadas por las redes de tratas de blancas que las moverán de prostíbulo en prostíbulo. Ninguno sonríe. ¡Dios  qué triste es  la vida !

La vida para algunos es un viaje en La Bestia . Con sus estacione   y cambios de vía,  accidentes, caídas sorpresas y profundas tristezas en…
 
---------------------
EL JUICIO FINAL

lunes, 2 de mayo de 2016

MEMENTO

Parece  que vivimos tendiendo  al  desorden . 

O sea, el segundo principio de la termodinámica.

El  plato que se cae desde una mesa y se hace añicos contra el suelo. Lo que antes estaba ordenado en una única pieza de porcelana, se convierte en una multitud de fragmentos desordenados. Pero la situación contraria, la recomposición de un plato a partir de sus fragmentos de manera espontánea  no la ha visto nadie.

La ruptura del plato es un suceso natural e irreversible, una secuencia temporal adecuada; su recomposición, en cambio, no lo es. Vivimos  rompiéndonos.

El universo tiende hacia el polvo, nuestro  cuerpo tiende hacia la ceniza. Polvo eres, y al polvo volverás. La uniformidad absoluta es el final de todos los caminos. Si uno abandona su casa, con los años se va destruyéndose lentamente hasta disolverse por completo en el paisaje. Si uno abandona el propio cuerpo, cuando intenta regresar a él, lo encuentra carcomido por la dejadez ,arruinado   como un viejo trasto. 

Beso el Pilar de  Zaragoza. Un   humilladero  que se encuentra en la parte trasera de la basílica . Un nicho en el que se abre un óvalo por donde se accede a la superficie de jaspe donde,se dice, la Virgen posó el pié. Es costumbre besar o tocar el mármol de culto.Impresiona comprobar como   millones de besos  han convertido en una oquedad aquella piedra. Un día  no habrá  labios que lo alcancen.

Un día el  Pilar desparecerá.  Los ósculos  de los años   erosionarán  toda la civilización. Y los besos del  tiempo fundirán  la  piel de porcelana de la Preysler. Y Vargas Llosa será una alga. Veo Trumbo, la película, y salen en los títulos de crédito al final de la misma los auténticos  protagonistas  de  la historia: parece una sesión de espiritismo : Trumbo, Wayne, Edgard G. Robinson...sonriendo desde el más allá , convocados  por el medium del cine  en una sala oscura.

Los labios  deshojados muestran el rictus  de la calavera . El rostro más hermoso  fluye hacia la careta acartonada de la vejez.Pero  hoy, ¡cuidado!, los monstruos invierten su dinero en cirugías y  con la edad dulcifican su perfil hasta hacerse agradables. Ellas y ellos. ¡Cuántas mentiras!

Jeckyl y Hide   se cruzan en una hora de la vida y se adivinan en el roce de sus miradas . Los dos  tienen miedo. Dorian Grey no quiere  mirar su retrato.

Lo mismo que a Bogart y a Ingrid Bergman siempre les quedó París, cuando aquí todo sea anodino y  sin sentido, a algunos aún nos quedará el recuerdo vivo de un  buen manojo de miradas  enamoradas, sus besos, sus caricias,   y  el sabor de  esas  sopas de ajos, y de sus  gazpachos. ¡Dios qué sopicas y qué gazpachos hacía!


-----------
TAS MUERTO

domingo, 1 de mayo de 2016

EN EL SILENCIO

Lo peor de acostumbrarnos a vivir es que no percibimos la belleza cotidiana de los pequeños paisajes que nos rodean. El mejor paisaje, ¡qué gran alegría  descubrirlo!, es el rostro humano.

Cuando el peligro de acostumbrarse afecta a la seguridad de las personas, hemos ideado unos sistemas de seguridad. Son protocolos donde, con frecuencia, son varios los  que atienden diversos pasos que buscan que sean conscientes de dónde están, y qué están haciendo.

En una central nuclear, por ejemplo, son varios los ingenieros que deben abrir , con llaves diferentes distintas puertas, con una uniformidad de seguridad, unos protocolos...todo para que no llegue la costumbrarse en sus labores antes de alcanzar el núcleo.

En tu silencio, en esos minutos de meditación, también vas a visitar el núcleo de tu corazón , y es importante que guardes tu particular protocolo para que no te acostumbres:

- Busca una buena postura. Recógete.

- Respira de un modo consciente.

- Déjate querer. No estás solo. Confía.

No te  acostumbres a buscarte  dentro de ti.

----------------



sábado, 30 de abril de 2016

VOLVER A EMPEZAR.

¿No te ha sucedido una sola vez  en la vida que hayas aceptado y bendecido con todo tu corazón a una persona, un instante, una cosa, un fragmento del destino, una suerte caída en gracia por el destino, como una lotería inesperada, una sola gota del tiempo, una flor ebria de rocío, la gloria de un crepúsculo, la dulzura de un rostro amado?

Si eso te ha sucedido tienes que aceptar y bendecir todo lo que existe, hasta la mediocridad, el mal.

No puedes esquivar las espinas cuando quieres la flor,  ni la lluvia cuando se quiere al sol, ni las sombras si buscas  la luz...

Y, lo más importante, la humanidad cuando se quiere a un solo individuo.

Porque todas estas cosas se llaman las unas a las otras en un intercambio eterno y misterioso.

No puedes decir no a nada, ni a nadie, cuando has dicho que sí, aunque sólo sea una vez, a la belleza, al amor, a la alegría, a la Gracia. 


----------------
Y ALLÍ PRONUNCIARÉ MI NOMBRE

viernes, 29 de abril de 2016

OCEÁNICO

Los meses en  Tamahu enseñaron que  la vida tiene un curso natural. Esfuérzate en conocerlo, respétalo, no lo fuerces. Convéncete: hay una Providencia , un cuidado amoroso por el que Dios nos cuida a todos. Y es así porque Dios te quiere. A ti también, cuando te creó, vio que tú también eras bueno.

Es muy importante que descubras esta verdad: que Dios te quiere. Nada es igual si alcanzas a  sentir ese amor.

¿Cómo llegar a esa maravillosa experiencia?: lee y medita una y otra vez las parábolas de la Misericordia de  Dios. Son de una belleza conmovedora. Es imposible que ese misterio no sea cierto.

¿Cómo sabrás que algo dentro de ti está madurando?: sentirás un progresivo amor a la Naturaleza. Buscarás con frecuencia  su entorno :el sonido del viento a través de los árboles, el murmullo  de los pájaros, el arrullo de una corriente de agua, las nubes   de algodón    del día, o contemplar las estrellas  de la noche. Allí te perderás ( ¡te encontrarás!) . 

Esos lugares  son el mejor paisaje  y compañía para que tu  alma, despegada de estímulos y distracciones  y ruidos, en el silencio clamoroso de la naturaleza y en lo más  hondo de nuestro corazón, pueda experimentar en lo Secreto eso que Dios ve en tu corazón.



En Dios nos movemos, existimos, y somos....Un pez vive en el agua y no sabe  que  esta  moja. No es cuestión de esfuerzo o voluntad. No depende de ti.

--------------------
CANSADOS Y AGOBIADOS.

miércoles, 27 de abril de 2016

¡LIBRE!

Hay unos peces que viven en las profundidades abisales. Se alimentan del plancton microscópico, son transparentes, traslúcidos, con unos colores maravillosos en sus contornos. De una belleza inquietante,  pues  es una belleza creada para no ser vista. 

Allá abajo no llega la luz, y si se les fotografía, fallecen. 

Así son nuestras verdades más profundas. No podemos mostrarlas  a la luz de los demás porque morirían. No todo el mundo entiende las razones profundas de nuestros amores, de los quereres, de las entregas personales. Tienen que vivir en la intimidad de nuestro corazón, y alimentarse de lo pequeño.

El mayor error es satisfacer los deseos propios...¿quién necesita más el amor, la  joven  que está esperando al príncipe azul que la conquiste, o el viejo libertino que pudre todo lo que toca?

¿Quién necesita más el pan, el pobre que le alimenta, o el rico que lo vomita?

No hay mayor miseria que no saber sufrirla.

Conténtate con lo que basta. No lleves en la maleta nada que sobre. Lo canta la letra: son más largos los caminos pa el que va cargado de más. Lo que no vaya contigo no lo perderás. Nada te pertenece, ni siquiera tu mujer, o tus hijos. En realidad, son signos que hablan de alguien más grande. Tú también eres un signo que trasciende tu propio  cuerpo.

No guardes tesoros.  Lo que tengas entrégalo a los demás.¡Libre!


--------------------
EL BARULLO. BARCELONA