martes, 10 de mayo de 2016

STAZIONE TERMIN

TANTO EL BARULLO  COMO  "EN LO SECRETO"  , SE  ELIMINARÁN EN UNOS  DÍAS.

MUCHAS  GRACIAS  A TOD@S  POR ESTOS  AÑOS  DE COMPAÑÍA MÚTUA. GRACIAS  DE VERDAD DE  LA  BUENA. 

SUSO



lunes, 9 de mayo de 2016

LO QUE SALVA EL MUNDO.

Mucha gente vive sólo distinguiendo el bien y el mal como medida de la moral.

Una vez alguien me hizo ver que con frecuencia decía: "yo no sé si hago bien o mal".

- Parece que para ti sólo existe el bien y el mal...pero  tus acciones también pueden ser bellas o feas, ordenadas o desordenadas.

Y tenía razón. Esa manera tan chata de vivir la virtud  en una sola dimensión  - bueno, malo- es mediocre : Lo mediocre es peor que lo bueno, pero también es peor que lo malo, porque la mediocridad no es un grado que pueda mejorar o empeorar, es una actitud.

Muchas de las cosas que hacemos no es que sean malas, es que  son feas. 

Se trata de tener una concepción estética de la moral en tu vida. Que pueda ser contemplada Que evitas el mal, porque su fealdad resulta intolerable.

Otra forma de vivir esa moral en la vida sería  desde el punto de vista de la nobleza.

Sea como fuere, ascenderemos mejor por esta senda , que viviendo sólo que si el bien o el mal.

Desde esta perspectiva , lo que menos importa es la sanción por el desastre, y lo que fastidia es lo mal que ha salido ese cuadro, la chapuza de un poema mal escrtito, o una canción muy mal interpretada.

A eso se refiere Dostoyewski cuando escribe: la belleza salvará al mundo".
------------

sábado, 7 de mayo de 2016

LA GRACIA

¿No te ha sucedido una sola vez  en la vida que hayas aceptado y bendecido con todo tu corazón a una persona, un instante, una cosa, un fragmento del destino, una suerte caída en gracia por el destino, como una lotería inesperada, una sola gota del tiempo, una flor ebria de rocío, la gloria de un crepúsculo, la dulzura de un rostro amado?

Si eso te ha sucedido tienes que aceptar y bendecir todo lo que existe, hasta la mediocridad, el mal.

No puedes esquivar las espinas cuando quieres la flor,  ni la lluvia cuando se quiere al sol, ni las sombras si buscas  la luz...

Y, lo más importante, la humanidad cuando se quiere a un solo individuo.

Porque todas estas cosas se llaman las unas a las otras en un intercambio eterno y misterioso.

No puedes decir no a nada, ni a nadie, cuando has dicho que sí, aunque sólo sea una vez, a la belleza, al amor, a la alegría, a la Gracia. 

viernes, 6 de mayo de 2016

LA DECISIÓN ANTE UN CRUCE DE CAMINOS.

Daremos un gran paso en el camino del amor el día que aceptemos que no somos Dios para la persona amada, y en que le perdonamos que no sea Dios para nosotros. No son dos naturalezas en la que uno lo da todo, y la otra lo recibe todo.

Somos dos indigentes, dos anhelos , la fusión de seres imperfectos con un único impulso que se sabe perdonar en su debilidad.

El amor así vivido es un misterio que impoirta sólo a dos, y que usa en su vocabulario , sobre todo, dos palabras: "gracias", y "perdón".

¡Ay, los ídolos!. 

El hijo pródigo ha llegado al punto de no retorno. Hicieron de  él un Dios, él  hizo Dios del sexo, de la  gula, de la vida en el desenfreno. Arruinado y hambriento envidia la suerte de los porquerizos. Es más, se le cae la baba viendo comer a los cerdos.

Tiene tres salidas a su  desvarío:

Morir de hambre , o quitarse de en medio.

Convertirse en un animal más de la Circe totalitaria.

Regresar a la Casa del Padre. Él, por entonces, no sabe que será perdonado, ignora la fiesta que le tienen preparada para cuando vuelva.

Tampoco su padre sabe cómo reaccionará al ver a su hijo regresar.

En ese momento nadie sabe nada, y todo depende de la decisión ante un cruce de caminos.
----------------


miércoles, 4 de mayo de 2016

¡¡¡PRRRRRR!!!

Creo que  era   Escrivá   Johansson el que decía  la sentencian  "si pasa  qué importa, y si importa qué pasa", Y me parece  muy sabia. 

Todo es relativo.

Lo   mismo  cuando uno está apurado porque debe resolver  un  problema   en poco  tiempo, dos minutos, por ejemplo. Cambia  mucho la  historia si uno se dice  " sólo  me  quedan dos minutos", a pensar "todavía me  quedan dos minutos" .

"Sólo" o  "todavía". Entre  una  y otra media un abismo. Y sobre todo la actitud ante el problema. El     de "sólo" pierde el culo. El de "todavía"  se fuma un puro.

Humphrey Bogart tiene dicho que no hay problema en este mundo que no lo solucione un whisky doble, Así le fue.

Podemos resumir en dos las  maneras de combatir al destino cuando viene girado:  con esspíritu de "alaver que voy voy" , o aceptarlo con serena entereza. Pero, en fin, esto va con el carácter de cada cual. nacemos de una manera  y no la  podemos cambiar. Podemos mejorar o empeorar, ¿pero   cambiar?. No creo.

Ante la   adversidad  la gente blasfema o reza.O duda, como Hamlet, sumido en la perplejidad, "¡ay, ¿qué hago, soy, o no soy?".

Algunos , cuando la vida  viene  con las cartas mal dadas, practican la pedorreta  , que a  mi me encanta.  Sacan la lengua, aprietan los labios, y   emiten el sonido de una pedorreta. . Hay quien la acompaña  poniendo  las manos en la entrepierna y tirando hacia arriba simultáneamente  al gutural sonido. Dicen que es  algo liberador.

Hamlet, por ejemplo,  si en lugar de fingirse loco dándole a  la pelota  entre las profundidades de la filosofía, el arrojo de la venganza o el suicidio, al final de cada agravio  hubiera exclamado: "¡Prrrrr!", masajeádose els pebrots ,  hoy sería el príncipe del relativismo y del menefrega de andar por casa.

Pruébalo. ¿Te agobia algún problema?, Aprieta los labios y trompetea  fuerte y sonoramente.  Detrás de esa exclamación despectiva vendrá la luz y la paz.

Te ha dejado  tu chica, bueno y qué, gracias a eso encontrará otro amor , o el verdadero  camino de tu vida. , ¡pedorreta!.

A tu hija lo han suspendido en selectividad, ¡pedorreta!, gracias a eso la  chica  estudiará diseño en una academia y se convertirá en la Coco Chanel del siglo XXI. 

Has tenido un accidente que te ha dejado sin piernas y medio lelo , postrado en cama durante meses. ¡Pedorreta!., gracias a esa convalecencia quedarás  ensimismado  frente a la luz nueva  que entra a  diario por la ventana, descubrirás la sonrisa de las enfermeras, te maravillarás leyendo el Quijote  y cualquier mínimo placer te conmoverá las entrañas recién sajadas. 

Al final  de tanta pedorreta viene el  Gran  Pet , que será el que emitas instantes antes de morir.  Pero cada persona tiene un límite secreto, un principio inamovible  por el que no está dispuesta a ceder sin luchar contra  su destino  a    cara de perro. . Sólo uno. ¿Cuál es el tuyo?

ANÓNIMAS NECESIDADES.

He comprendido una amarga verdad: que  nuestras relaciones con nuestros  vecinos  no comportan casi nada personal.

La mayoría de las veces cuando alguien nos ama lo que busca en nosotros es la satisfacción de su propia necesidad de cariño o de expansión. Y cuando alguien nos  detesta, lo que odia en nosotros es su propia irritación, su amargura interior que nuestra presencia reaviva.

Nada personal.

Cualquier otro en nuestro lugar y en las mismas condiciones sería objeto de idéntica simpatía o rechazo. Es tontería pensar que se nos ama o se nos  odia por nosotros mismos, atribuyendo  a una elección personal sentimientos de benevolencia o de antipatía que proceden de causas esencialmente anónimas. 

Una mujer se fija en ti , y presumes orgulloso de ser "el elegido de su corazón". Pero no es cierto, no es a ti a quien ama. Todo es puro azar. Y cuando te deje puede que te sientas deliberadamente traicionado; pero no es a ti a quien rechaza entonces, sino a la ceniza inútil de su desamor.

Desengáñate, nuestras acciones parecen proceder de una elección libre, pero la mayoría de las veces provienen de necesidades terriblemente anónimas.

Las tuyas y las mías también. 


-------------
EL PRÍNCIPE

martes, 3 de mayo de 2016

LA BESTIA

"La  bestia"  el tren  de carga al que  se suben  emigrantes ilegales  para llegar de México a Estados Unidos. "El tren de la muerte", "El devoramigrantes", son muchos los nombres que le han puesto a ese tren que cruza México de sur a norte y en el que los pobres  del mundo  son robados, violados, secuestrados o asesinados. 

No son pocos los que creen que maquinistas y encargados de los cambios de vías están compinchados con las Maras y los narcos que los asaltan. Que ellos son los que bajan la velocidad del tren en determinados tramos o avisan de los horarios de salida de los convoyes.

La vida,  otra  vez. No son los ríos que van a parar al mar, es "La bestia".

La  desesperación. Hombres y mujeres que no tienen ni para pagarse un billete de autobús con el que atravesar México. Son vulnerables, débiles, de una candidez  caperucítica, y tienen miedo. Para los narcos y las mafias son un objetivo fácil. Ilegales en un tren de carga, es decir, mercancía a la que robar o secuestrar para extorsionar a las familias. ¿Quién los va a reclamar si los matan y los tiran del tren en marcha? 

La mayoría  de  ellos  son indocumentados , para evitar  ser deportados si  los detienen. 

Bastantes de ellos serán   un cadáver más en una fosa común  de  las  cunetas cercanas a los raíles. 

Todos  se repiten la misma frase  en su interior: "No te duermas, sobre todo no te duermas"

Nuestras vidas son  los trenes  que van a la Estación  Central . Correr un poco en paralelo hasta ponerte a la misma velocidad que el tren y entonces saltar a la escalerilla del vagón procurando que la inercia que provocan las ruedas de acero no te succione. Centenares de mujeres y hombres  han fallecido o han sido amputados de esa manera. Es el tributo que se cobra la Bestia. Conviene que muera uno para que se salve el pueblo.

Cada año 140.000 ilegales cruzan los casi 600 kilómetros de frontera con Guatemala para entrar en el país azteca y se estima que unos 50.000 suben a  la Bestia. Llevan una mochila con algo de ropa y comida, una mochila pequeña. Llevan en el rostro la incertidumbre de un viaje largo, peligroso e incierto. Van cabizbajos, como queriendo pasar desapercibidos. O quizás están perdidos en sus propias dudas. Muchos de ellos no llegarán a su destino. Se los tragará la Bestia, o acabarán trabajando a las órdenes de los narcos, o serán explotadas por las redes de tratas de blancas que las moverán de prostíbulo en prostíbulo. Ninguno sonríe. ¡Dios  qué triste es  la vida !

La vida para algunos es un viaje en La Bestia . Con sus estacione   y cambios de vía,  accidentes, caídas sorpresas y profundas tristezas en…
 
---------------------
EL JUICIO FINAL