domingo, 17 de abril de 2016

EL PASTEL.

En el templado corazón de  este  final de un  invierno tan anodino  como  los tiempos  que vivimos  éste es un día de tantos. 

La  política  finge  que somos  felices , y nosotros  les dejamos hacer. ¿No oyes cómo nos  quieren .

Hoy el periódico trae noticias de escoria, pero las nubes traen las garzas reales que llegan de África . Bajo las acacias desnudas familias  de  mendigos con  derechos territoriales  de pernada se turnan  para pedir   en la entrada del Gadis . En un primero  hay un balcón abierto  y  un  anciano con bata de felpa se  asoma a  oler  la mañana.

Deambulo por la ciudad pensando en mis cosas, o sea,en  nada. 

El Papa  ha visitado Lesbos.  No sé, este hombre  desprende un tufillo demagógico  que  inquieta. A lo  mejor es su acento. Los argentinos , y siento la el tópico, tienen  algo que recuerda mucho a Maradona, a Menoti,a  Valdano , a Perón, a psicoterapeuta de unguento de Fierabrás... como poco serio. 

A pesar de todo, Dios, el Gran Pastelero,  ha ofrecido a los mortales una tarta  maravillosa. En ella  ha inoculado el dulce merengue  de  la vida , con sus tres pisos  de  vainilla, fresa y chocolate  , con la  crema gaseada  del  azar y  la incertidumbre . 

Los hombres la  prueban y  se aman, blasfeman , se acuchillan, experimentan momentos de ternura, se  besan , y mientras beben el champán de la celebración a  la  que hemos sido convocados  , borrachos , gritan , festejan, se   adornan con borlas, mitras , matasuegras y gorras de plato.

Bailan  la Conga dando vueltas  a las mesas  de manteles blancos con manchas de  cercos  oscuros ,con los cubatas en la mano . Unos  desempeñan el papel de víctimas o de verdugos, mueren de hambre y de indigestión. ¿Quién  necesita más  el pan; ¿el que lo pide  llorando, o el que lo vomita?

He aquí el teatro  del Mundo. Los novios  se besan, o se pegan, riñen los suegros, lloran los amigos. El cura   bendice toda esa juerga  y les dice que confesará  a los que quieran  durante el baile en la discoteca.

En el templado corazón del  final de este invierno hoy es un día cualquiera. 

¿Qué personaje te ha tocado representar  en esta tragicomedia? Unos  creen todas  las verdades que  les han enseñado en  la niñez, y siguen vestidos de primera Comunión a los cincuenta años. Otros simulan creer en la salvación.  Otros están atormentados  y eructan sus   escrúpulos en la esquina de la mesa donde comen los niños. 

Algunos luchan por la inmortalidad, y  bailan en la discoteca  con la más guapa de las amigas del novio. Otros   salen fuera a mear  el quinto cubata  y  deciden  que al regresar a la pista van a entrarle  a una cacatúa  , amiga de una prima  , que  no se sabe si es tía, tío, o Diesel E-Plus.

Uno se siente  superviviente  de un naufragio en la bahía de la soledad , y espera  llegar a la orilla y desprenderse de  la tabla  que le salvó.

Ahora voy intentando  no pisar las junturas de las baldosas , atravesar la escena e intentar  no tropezar con los personajes de este teatro.   En la primera esquina una rumana   hurga en una papelera . Más adelante un chófer de Auvasa  me pita para que  corra en el paso cebra. Me cruzo con un fraile exclaustrado del brazo de su novia. 

¡Qué  cantidad de cosas   pueden suceder a lo largo de una calle!. 

Finjamos ser felices. Estamos de boda , ¿no ves  que  te estoy  mirando y diciéndote que te amo?


-------------
EL BARULLO: EN AL AVE (CUENTO ABSURDO)

No hay comentarios:

Publicar un comentario