martes, 28 de julio de 2015

CHISTES MALOS.

Contar chistes malos   es una buena manera  de regresar  a la  infancia  espiritual, cuando  pillabas  la gracia  y  saltabas  de  risa.

Ten esa  costumbre con tu gente: te irá  muy bien.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada