domingo, 16 de agosto de 2015

COMO UNA PUTA CABRA.

Fantaseo a veces  con la muerte. Con la mía.

Quizá sea estúpido escribir sobre estas  esperanzas. Y, bueno, quizá es más estúpido no hacerlo. 

Sueño con Manuela y con mi padre  : Imagino a los dos sonriéndome y   diciendo "tranquilo, aquí lo entendemos todo". "No hace falta que digas nada".

La frase responde a mi petición de perdón. 

Recuerdo a Jaume agonizando. Cerraba los ojos e imaginaba que estaba sumergido en un océano. Dios era ese océano. 

- Estoy en medio del Amor de Dios. A un pez no le extraña que el agua moje, y a mi vivir imbuido en ese Amor. 

Allí, en sus sonrisas, están  las respuestas a todas las preguntas.

Alguno pensará que estoy como una puta cabra, y puede que tenga toda la razón. Pero  sé que  es así.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada