miércoles, 29 de julio de 2015

VANIDAD

¡Dios  mío!: miro el  tapiz  de  mi vida ...¿por qué he sido tan duro conmigo mismo? ¿Por qué siempre me he maltratado tanto? ¿Por qué una conciencia tan atormentada  sabiendo  lo que me quieres? ¿Por qué  nunca me defendí y le mostré al mundo la belleza de mi propia alma, y  andaba hurgando en  el lado  oscuro y  lleno de telarañas? 

¿Por qué he escondido siempre mi propia inteligencia y creatividad para darle gusto a otros? ¡Siempre quedando bien!  ¡Me he traicionado a mí mismo cada vez que decía sí cuando quería decir no! ¿Por qué tanta  mentira  al  buscar siempre la aprobación de los demás sólo para poder ser yo? 

¿Por qué no he seguido mi  propio  corazón, ni he hablado mi propia verdad  , si  tú eras  el mejor  espectador de mi vida, el más entusiasta? 


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada