martes, 21 de julio de 2015

YO TAMPOCO TE CONDENO.

El perdón requiere tiempo, a veces  mucho tiempo. 

Yo , hoy, aún me estoy perdonando,y necesito de la ayuda de Dios para perdonar ,y perdonarme. ¡Solo  no  puedo!. 

El perdón fácil es sospechoso.

¡Qué maravilla  escuchar   de  tus labios "¿alguien te ha condenado?...yo tampoco ,anda y no peques más".



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada