viernes, 10 de julio de 2015

MIMI

"Lunes: 149 días desde que murió mamá".

Así comienza Mimi, un libro maravilloso:

En mi experiencia personal, y en la de la mayoría de las personas que conozco, la muerte de alguien cercano pone de pie una convicción que cabría llamar instintiva: la de que no puede acabarse todo, la de que las cosas buenas dadas y recibidas no pueden quedar en nada, la de que nuestra vida pide otra y no puede terminar con la muerte.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada