martes, 29 de septiembre de 2015

AMOR.

No se  hacer  oración, que dicen que es hablar  con Dios.  Pienso que Él me mira, y ya sabe lo que necesito. Para mi rezar es sentirme  mirado. Nada más.

No ser amados es lo de  menos:  la verdadera desgracia es no amar.Si de verdad rezas, amarás.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada