martes, 1 de septiembre de 2015

UN , DOS, TRES, PICAPARED!

Tengo  la  impresión  que Dios anda   jugando  conmigo al  "un , dos,  tres, ¡chocolate inglés!"...o al "un,  dos  , tres,  ¡picapared!" , que  cantan en Cataluña.

Toco con los nudos de la mano la pared, me giro, y allí nadie, ni nada se mueve. Estatuas  mudas  e  inmóviles, que  te miran inexpresivas. Hoy  siento  mucha gente  mirándome  así. Y sangran los  nudillos   esperando  una respuesta, un guiño, un algo  humano.

Y parece que en una  hora  concreta, final y  sorpresiva,  Alguien te toca la espalda y  allí  se  acaba  el juego.

No  puede  ser así...pero  lo  parece.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada