miércoles, 23 de septiembre de 2015

LLAMARTE POR TU NOMBRE.

Jesús  no enseña que el problema tenga solución, sino que la oración  tiene respuesta. Siempre.

No sé quién lo dijo: " el diablo conoce tu nombre, pero te  llama  por  tus pecados, pero Dios conoce tus pecados, pero  siempre  te llamará  por tu nombre".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada