jueves, 3 de septiembre de 2015

UN HOMBRE QUE LLORA.

Escribe Walter Mosley  que  "un hombre que llora no interesa a nadie".

Y otro dijo: "Bienaventurados los que lloran, porque ellos serán consolados".

- No llores, amor.

-La noche es oscura.

- No llores, mi vida.

-El camino es peligroso.

- No llores, te quiero.

- Tengo miedo.

- Yo también lo tuve...no te preocupes: soy  Yo.

- Ya no  lloro.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada