lunes, 28 de septiembre de 2015

ESPERANZA

Mi esperanza  no espera nada que  venga del tiempo, ni  de las  personas, ni de mi.

Espero de ti, de la parte maternal que sé que tienes, y que apuesta por  la debilidad  que soy.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada