sábado, 19 de septiembre de 2015

LA LUZ QUE NO MOJA.

Hay un pasadizo entre lo visible y lo invisible. "Yo soy la Luz del mundo":una ventana, al cerrarla, una puerta entreabierta por la que llega un poco de luz.  Sin lo invisible no veríamos nada, estaríamos en total oscuridad.

A un pez no le llama  la atención que el agua moje, y a nosotros no nos tiene que extrañar que la luz es invisible: vemos objetos iluminados por la Gracia. Esa es nuestra atmósfera.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada