miércoles, 24 de febrero de 2016

SOY MUCHOS.

De bien niño y hasta hoy  anidan otros Suso en mi  interior  , con los  que  convivo, disfruto,   y sufro.

Somos muchos  en  uno. No  soy yo  el que fumaba, era  uno  que  se  parecía  mucho  a mi , pero que expiraba  el  humo  como  Humprey  Bogart. No  era yo  el que andaba  de esa  manera, era otro que no se parecía a Humprey, sino que  se  le  daba  un aire a Louis de Funes. Ni era  yo el que  bebía   desasosegado , sino un  otro  que  se
parecía a   Charles  Ryder, el protagonista de  Retorno a Brideashead...

Y  las  mujeres  que  se  cruzaron  en  mi vida  tampoco eran reales. Todas  se parecían a Carolina de Mónaco, a Vivian  Leight, a Ingrid  Bergman...

Mi  vida  era  un eje  de fantasía  que hacía  girar  una  rueda  dentada.

Lejos de  la realidad  soñaba  guiones imposibles  con historias  maravillosas. Podía  ser rico, sacerdote, ladrón, o un pobre hombre  que sorbe sus lágrimas en  una  fonda tomando   una sopa con olor a coliflor  hervida.

En mis  paseos  por las calles  hablaba con  los personajes imaginarios , fieles compañer@s de aventuras, que venían conmigo allá donde  me destinaba  la vida.Fantasmas  dotados  por  mi de carne  y  hueso.

Gracias a este blog, y al Barullo,  he conseguido pasar  los papeles  costrosos que guarda  la imaginación a  estas páginas , como  el  naúfrago  que   tira una botella  al mar  de Internet.

Somos  muchas almas  en este  pobre cuerpo.

------------------------

L'AVI

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada