domingo, 18 de octubre de 2015

EXPECTANTE

A lo largo de su frente dormían los nogales  de hojas abiertas , y se gestaban en su corazón polluelos incubados  a su calor. Ella aguardaba amaneceres  y  estrenaba un corazón esponjando   salmos que meditaba , intuyendo el misterio

Yo no entiendo nada y en silencio  cobijo  el corazón , lo dilato  y espero  que  me mires y digas que me quieres como hijo.

Tú ya sabes...


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada