jueves, 8 de octubre de 2015

NO VAN POR ALLÍ LOS TIROS

No encuentro  la  palabra acertada para pedir nada. No sé nombrar el nombre de mis pecados porque tengo miedo  sólo de buscarlos en el diccionario. No tengo la lengua limpia de calumnias, murmuraciones , hipocresía y vanidad. Muchas veces dije digo donde digo Diego. Soy un cúmulo de mentiras. Tengo las alas cortadas por mi culpa, incapaz  de volar ni siquiera gallinaceo.

Pero  me desarmas, porque a ti no te interesa que hable al rezar. Con los mudos te llevas  muy bien.

No van por allí los tiros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada