sábado, 19 de diciembre de 2015

LAS VENTAJAS INSONDABLES DE LA VERGÜENZA

Para una  persona  con fe es sintiéndose  pecador   donde  se puede  vivir  seguro  y  alegre. La suma de  actos  perfectos produce monstruos , he escrito alguna vez  pero, sobre todo, gente  muy pesada y aburrida.

"Lo  últimos  serán  los  primeros,", dice Jesús. Y se refería  a  los  recaudadores  de impuestos y las prostitutas. ¡Qué  listo era Jesús!: habría  que ver la cara de los recaudadores de impuestos  al verse  comparados  con las putas, aunque sea  en primera fila de la pole. Y más con esas  putas.  

Imaginamos  las  fulanas con cierto glamour  pero, ¡ja!: las putas  de las que habla hacían gárgaras   de orina  y de  su ropa  interior  saltaban ladillas cono cangrejos.

Los pecadores, como los fracasados , se encuentran  bien  porque nadie  les puede  quitar  el último  puesto.  A  no ser  que  venga un Jesús y te diga "anda, pasa adelante, allí, a  mi  lado".

- Pero es que...¡voy hecho un  Adán!

- ¡Que palante, hombre, allí conmigo!

En la  montaña mágica se habla de  "las  ventajas  insondables  de la vergüenza":

Se refiere a  cuando en el colegio sabes con cuatro meses de antelación que vas a repetir  curso  y  ya nadie  te pregunta  ni cuentan contigo.

A mi me sucedió  repetir , y recuerdo bastante bien ese abandono humillante, pero cómico y agradable, de que disfruté durante el cuarto trimestre: me reía de todo, tenía  el honor de no  importar a nadie , las ventajas  de la vergüenza  eran casi ilimitada. Me sentía  liberado  del peso del honor y disfrutar eternamente de las ventajas insondables de la vergüenza.

Por esa  razón, me conmueve  tanto ese Dios que se te acerca y , porque sí - ¡es  tan poco lo que hay que hacer!- para Él no hay vergüenzas  que valgan.
---------------
LABARULLA : MONTAR EN BICICLETA.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada