martes, 12 de enero de 2016

EL CARRO DE HENO

Isaías: “Toda carne es como el heno y todo esplendor como la flor de los campos. El heno se seca, la flor se cae”. 

Si hoy  El Bosco  pintase El carro de heno ...

A los pies del carro vemos el mendigo farsante (con un niño), es la avaricia que conduce al engaño y al fraude. El médico embaucador (con diagramas y frascos en una mesa para impresionar a sus víctimas) tiene la bolsa llena de heno al tener ganancias conseguidas ilícitamente. A la derecha varias monjas introducen heno en un saco (atesoran riquezas) y las está vigilando un monje con una abultada panza, símbolo de la gula.

El cuadro está  teñido de violencia : una extracción de muelas, un degollamiento, la limpieza del culito de un niño y un asadero de peces. Detrás del carro y a caballo, aparecen el emperador (Maximiliano de Habsburgo), el rey (soberano de las provincias flamencas) y el Papa, como si fueran escoltando la hierba. 

Diversos seres monstruosos tiran del carro.El Bosco denuncia con estas escenas el egoísmo, la codicia y la ambición que anidan en el ser humano sea cual sea su condición social y económ

No  hemos cambiado  nada:  banqueros  bailando alrededor  del Heno,  políticos corruptos que son paseados a pleno sol en el Carro  . Empresarios nuevos ricos que  cambian de  esposa por  operadas  de labios amorcillados. Sacerdotes que ocultan  la vergüenza de sus        escándalos.  Cardenales  que abrazan sus riquezas.

No hay día en que  no  nos  desayunemos  con  dos o tres piezas  de  caza: un rey, una princesa, un   empresario, un banquero,  un financiero, un director general, un diputado, un ministro, un sindicalista, un obispo. Puede  ser  un venado de 14 puntas o una liebre.

Se dispara en todas las direcciones. Los tuyos son los peores enemigos  , unos enviscan a  otros . Cadenas  de Televisión comercian con toda  la mierda  que el Carro de heno  pueda  transportar . Da igual  niños, ancianas, hijos contra padres, madres incestuosas...¡al carro!

Encima de ese Carro  quiere ir  mucha gente.

Arriba del tríptico Cristo  , con las manos  extendidas, parece decir : ¡joder  qué tropa!

------------------------
AQUÍ: EN LO SECRETO: EL HACHA DE DOBLE FILOI.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada