martes, 12 de abril de 2016

LA DUDA

Escribe  Ratzinger  en  "Introducción al Cristianismo" :

"Nadie puede poner a Dios y su reino encima de la mesa, y el creyente por supuesto tampoco". 

Pienso que solo se puede tener fe en la duda, y en muy pocas cosas más.Si dudas creces.

Sigue  Benedicto  XVI :

"El que no cree puede sentirse seguro en su incredulidad, pero siempre le atormenta la sospecha de que “quizá sea verdad”. El “quizá” es siempre una tentación ineludible a la que nadie puede sustraerse; al rechazarla, se da uno cuenta de que la fe no puede rechazarse. 

Digámoslo de otro modo: tanto el creyente como el no-creyente participan, cada uno a su modo, en la duda y en la fe...

Nadie puede sustraerse totalmente a la duda o a la fe. Para uno la fe estará presente a pesar de la duda, para el otro mediante la duda o en forma de duda. 

Es ley fundamental del destino humano encontrar lo decisivo de su existencia en la perpetua rivalidad entre la duda y la fe, entre la impugnación y la incertidumbre". 

Esa actitud  de  duda ante la fe  , que algunos  la  tienen  por muy sospechosa, hace  que  nos podamos  comunicar unos con otros , como  unidos  por vasos  comunicantes . Dudo, ¡claro que dudo ! : no de la historicidad de Jesús,pero...¡¿y  lo  demás?.

Y sé  que así,  me sucede  a  menudo,  el creyente se acerca al que duda y el que duda lo lleva al creyente.



----------------------
EL BARULLO: AL ÁRBOL

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada