miércoles, 16 de marzo de 2016

A VECES

El  amor  es un repique de luz , como  el guiño dorado  de  una  patena sobre el  cuello de una  niña  el  día  de  la  primera  Comunión.

Como  el  nombre de  un país  lejano que  escuchábamos  en los  cuentos  y nos  traían  recuerdos  de  cosas  buenas.

El amor es  una concha  que  nos acercamos  al  oído  y  suenan  infinitas olas   cantando  nuestros  nombres.

A  veces  ,  me siento  tan  loco  y  feliz que  veo en los demás,en ti  también , libros abiertos que  cuentan  sus  vidas escritas   de un  modo  maravilloso. Otras  da  miedo    mojarme  el dedo  índice  y  hojear sus  páginas porque  intuyes algo  estremecedor.

----------------
EL BARULLO: ADIÓS

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada