sábado, 26 de marzo de 2016

TALK RADIO

Talk  Radio  es  una  muy poco  conocida  película de  Oliver Stone.

Como muchas  de  sus películas  es  controvertida, vitriólica , contradictoria, pasional, incisiva, desmesurada.   

Trata  de  un locutor de radio y su audiencia nocturna que le ama y odia y a quien el fustiga. Su derrumbe vendrá cuando se de cuenta de que nadie "le entiende" y que se comunica sólo con el fanatismo , los fantasmas y la degradación de la sociedad a la que pretende fustigar.

Una  lectura  moral  desde  la  óptica  de que toda esa  industria  de  los medios como  Tele 5 , y  sus  televidentes, viven de  potarse y comer su propia  mierda. 

Una mirada lúcida   y cruel sobre una sociedad del show busines . Hoy los monstruos proliferan  a ambos lados, de los emisores y de los receptores. No hay pensamiento sólo proyecciones e identificaciones de una sociedad que ama y desprecia a los líderes que sigue. 

Nadie/Todos ven los reality. 

"Aquí estoy. Estoy aquí cada noche, todas las noches estoy aquí. 

Este es mi trabajo, esto es lo que hago para ganarme la vida y lo hago lo mejor posible. Os doy lo mejor de mi. No lo puedo hacer mejor. No puedo. Solo soy un ser humano. No soy Dios... y vosotros que estáis ahí fuera tampoco lo sois... Es posible que no sea el tío más popular del mundo. Este no es el tema. La verdad es que no importa lo que pensáis de mi. ¿Quién coño os creéis que sois? 

Vosotros... “El público”... Me llamáis e intentáis decir cosas de mí... No me conocéis. No sabéis nada de mí. Nunca me habéis visto. No sabéis quien soy, lo que quiero, lo que me gusta, lo que no me gusta de este mundo. Sólo soy una voz. Una voz en la oscuridad. Y vosotros.. sois como una jauría de lobos atacándome... Porque no podéis soportar el enfrentaros a vosotros mismos y lo que habéis hecho. Sí, el mundo es un lugar terrible! Sí, el cáncer y la basura os matarán. Sí, la guerra está a punto de estallar. Sí, el mundo es un infierno y todos estáis perdidos. Todo se ha ido a la puta mierda y os encanta! Estáis fascinados por el morbo de la sangre y la violencia... Aferrados a vuestro propio miedo! Iluminados por las inundaciones, los accidentes de coches y los virus incurables... 

Sois felices con la infelicidad de los demás! Y ahí es donde entro yo, ¿verdad?... yo estoy aquí para cogeros de la mano y guiaros en la oscuridad de vuestro propio bosque lleno de rabia, odio y humillación. Ofrezco un servicio público! Estáis cagados de miedo! Sois como un niño debajo de las sábanas. Le tenéis miedo al coco, pero no podéis vivir sin él. Vuestro miedo, vuestra vida se ha convertido en un espectáculo. Mañana por la noche millones de personas van a estar escuchando este programa, y no tenéis nada que decir! Tenemos una tecnología maravillosa y en vez de querer ir más allá, nos empeñamos en ir cada vez a peor, para ver cuan profunda es la mierda y sumergirnos en ella. ¿De qué queréis hablar? ¿De fútbol, del perro, de orgasmos? Sois patéticos. Desprecio a cada uno de vosotros. No tenéis nada. Nada. Nada de nada. No tenéis cerebro, ni poder, ni futuro, ni esperanza, ni Dios. Sólo creéis en mí. 

¿Qué sois si no me tenéis a mí? Yo no tengo miedo. Vengo aquí cada noche y hago lo que tengo que hacer, dejo las cosas claras... 

Digo lo que siento, lo que creo. Lo tengo que hacer, no tengo otra alternativa, me dais miedo! Vengo aquí cada noche y os descuartizo, os humillo, os insulto... y seguís llamando. ¿Por qué, por qué seguís llamando, que coño pasa con vosotros?! Ya he tenido bastante, no quiero escuchar más! Dejad de hablar. No llaméis más! Dejadme en paz, iros! 

Pedazo de pervertidos, paranoicos, borrachos, con vuestro insomnio y vuestras barrigas amarillentas, ansiosos, sin espina dorsal, hipócritas iros a tomar por culo con vuestras llamadas obscenas. Eso es lo que sois. Que os follen. No necesito vuestras estupideces y vuestro miedo. No lo entendéis... Estoy perdiendo el tiempo... Si hay alguna persona ahí fuera que sepa de lo que estoy hablando...


-------------------
EL BARULLO: UNA NOCHE EN TARRAGONA 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada