martes, 29 de marzo de 2016

LEER

Al principio de la vida  , uno  miraba  en  la aurora de  los  ojos  y  se  zambullía  en   el calor de  la madre. Antes de  aprender a  leer, y de  mancharte  con  la tinta  de la lectura. 

En los albores  de  los  primeros  años , cuando  sólo  eras  un  riachuelo  alegre del que  sólo  te bebían  a sorbos   las manos huecas de tus padres . Escuchabas  canciones, risas  familiares.

Después llega  uno de  los  primeros  sufrimientos. Aprender  a  leer y a  escribir. Un milagro. Juntar  letras  con  esfuerzo,  sílaba a  sílaba, el dedo  apretando el corazón  de una letra, y el  tartamudeo  arrastrado de  una  pronunciación  que  se hacía  difícil , incomprensible. Nada   parecía  tener  sentido.

La  lectura  es un  misterio.  La escritura  es  otro. Entender  el alfabeto, deglutir  y  masticar  todas las palabras  para hacerlas  propias. 

Una  palabra  tras otra, y  otra más,  y  una frase, un párrafo...¡y la dicha  de  una luz nueva  en los ojos  que  miran , ríen, entienden!

Hoy veo una partitura  musical y sé qué significa  ser  analfabeto. No  logro  descifrar  ese  lenguaje de  notas y claves. ¡Qué pena  saber sólo  leer y escribir un idioma!  

Después  caes  en la cuenta que has caído en una trampa. 

Porque  descubres  que  te enseñaron a  leer para   obligarte a  estudiar  cosas  que  no te gustan .La  obediencia  precisa  para  llegar hasta  el final de  los estudios, hacer  una carrera...y   llegar a  las  puertas del  desierto.

Llegados allí, la gran mayoría dejará de  leer, formará  parte de  esa inmensa  mayoría  que  no tiene  un sólo libro en casa. Esas vidas  que  sólo  viven la suya, si tenemos en cuenta que leer es vivir dos veces,o  tres, o  miles.

Pero aquí estamos, amig@, leyendo.  Leeremos hasta  la  noche de  nuestras  vidas  , y nunca  estaremos solos . Tampoco  seremos  pobres, aunque  no tengamos  un euro.

Escribe y lee: y regala un libro  incluso a esos  que  dicen  no leer  nunca. Puede  suceder  un  milagro.

-----------------
EL BARULLO: EL ANZUELO

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada