martes, 15 de marzo de 2016

VIVIR

Vivimos  entre el ruido y la prisa, y gracias  a ello añoramos  la paz  que hay en el silencio. 

Cuesta  vivir en sintonía y  en buenos términos con todas  las personas  que  nos  rodean . ¿De  qué  se  trata?:  habla  tu verdad sin faltar a  nadie ; escucha a los  demás, incluso al torpe al cargante e ignorante. Ellos también  tienen su historia. 

Evita las personas ruidosas y agresivas, pues son un fastidio  para el alma. 

No  te  compares  con los demás, te volverás un  amargado. Siempre habrá personas más grandes y más pequeñas  que tú. 

Mantén el interés en tu propio trabajo , por humilde que sea: es  un tesoro. Y aunque  el mundo está lleno de egoísmos, no te cierres a la virtud que hay en él;mucha gente se esfuerza  por alcanzar nobles ideales; y en todas partes la vida está llena  de heroísmo.

No finjas afectos. 

Valora  tus  amores ,  porque en medio de todas las  arideces y desengaños, es lo más  grande  que  tienes.

No  te angusties con fantasías.  Muchos temores nacen de la fatiga y la soledad. Cuídate  de  la tristeza, puede  llevarte  a  lo  peor  de  ti mismo.

Sé  benigno contigo mismo.  Eres una criatura del universo, no menos que los plantas y las estrellas; y tienes derecho a existir, y sea que te resulte  claro o no, el universo marcha como debiera. 

Por lo tanto, mantente en paz con Dios, cualquiera sea tu modo   de concebirlo y cualesquiera sean tus trabajos y aspiraciones,  mantén la paz en tu alma en la bulliciosa confusión del mundo, que con todas sus farsas y sueños fallidos, sigue siendo  hermoso. Ten cuidado.

Esfuérzate por ser feliz. 
----------------------
EL BARULLO: ENTES DE RAZÓN

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada